Sistemas de poliuretano para la construcción y la industria

Los beneficios de un aislamiento continuo

El aislamiento continuo consiste en aplicar un material con función aislante de tal manera que no haya huecos ni infiltraciones en la envolvente del edificio. Esta práctica garantiza la estanqueidad de la construcción, por lo que se obtiene un edificio más saludable y más eficiente.

aislamiento-continuo-beneficios

Aproximadamente un 50% de la pérdida de energía de los edificios se produce a través de las infiltraciones de aire por áticos, paredes, sótanos y espacios vacíos. Por ello, uno de los principales requisitos de los edificios de energía casi nula o edificios pasivos es la estanqueidad al aire para limitar las pérdidas energéticas a través de la envolvente.

Dicha estanqueidad se consigue gracias a un aislamiento continuo que impide las infiltraciones

Los sistemas de poliuretano aíslan la envolvente del edificio para impedir que el aire interior se escape y que el aire no acondicionado exterior entre en el edificio.

 

El rendimiento térmico y la continuidad de los materiales aislantes

El factor "R" es la resistencia al flujo de calor. Este indicador es el ensayado en laboratorios y el remarcado en las prescripciones de materiales y sistemas de aislamiento para la edificación y otras aplicaciones, como las industriales.

La realidad es que un buen material aislante no sólo depende de ese factor numérico, sino también de su forma de aplicación. La eficiencia energética de un edificio se verá afectada si, a pesar del buen comportamiento térmico del material aislante, éste no es continuo y permite que la energía se escape fácilmente.

Puentes-térmicos

 

Aislamiento discontinuo frente al aislamiento continuo

Los materiales que no ofrecen un aislamiento térmico continuo necesitan de elementos auxiliares para cubrir las juntas, huecos y espacios que produzcan infiltraciones de aire no deseadas.

Esta técnica aumenta el coste de la instalación y del mantenimiento del mismo, siendo más complicado garantizar una estanqueidad completa. Las fugas de aire no controladas son habitualmente la primera causa de fallo en la eficiencia energética de los edificios de nueva construcción.

Un mal sellado en las juntas puede hacer que los buenos comportamientos en cuanto a conductividad, convección y radiación del calor se echen a perder a causa de la transferencia de aire no deseada.

El aislamiento continuo evita esos riesgos. Además de ahorrar dinero mediante la mejora del aislamiento, el aislamiento continuo mejora la salubridad del interior del edificio. El uso de un aislamiento continuo como el que ofrecen los sistemas de poliuretano disminuye el riesgo de condensación, lo que evita el crecimiento del moho.

 

DESCARGA. Los puntos más importantes a la hora de elegir aislamiento para un edificio

 

Los aislamientos continuos y su función estructural

Los sistemas continuos tienen otra ventaja: el funcionamiento estructural.

En el caso de los sistemas de poliuretano, estos son capaces de comportarse de forma unitaria junto con el elemento constructivo en el que se aplica. 

Un ejemplo de ello es la rehabilitación de una cubierta con sistemas de poliuretano. Al utilizar sistemas de poliuretano para aislar una cubierta en un proceso de rehabilitación, se solventan problemas existentes como cargas mal repartidas o la pérdida de comportamiento mecánico de elementos auxiliares de cubiertas como clavos.

 

¿Es el poliuretano la mejor solución para un aislamiento continuo? 

Con un contenido de celda cerrada de hasta el 90 %, el poliuretano proyectado destaca entre otras opciones cuando buscamos reforzar la estructura y mejorar la esperanza de vida y los costes del ciclo de vida de los edificios

Nuevo  superaislamiento ECO  de poliuretano proyectado

Por otro lado, el poliuretano inyectado también es una solución óptima para aislar las cámaras de aire de muros ya construidos y garantizar la continuidad de la solución

Gracias a sus características físico-químicas, este se puede inyectar en su forma líquida en dichas cámaras de aire. La forma líquida se expande hasta conseguir espuma de poliuretano que pasa a ser un aislamiento óptimo rígido de celda cerrada, perfectamente compacto y adherido a las superficies limítrofes, en este caso las paredes interiores de las dos hojas del muro.

Aislar una edificación ya existente por el interior reduce su superficie útil y no es una solución para los puentes térmicos en caso de forjados y encuentros constructivos. Por el exterior, aunque se consigue más continuidad en forjados, la resolución de encuentros como fachada-cubierta son puntos sensibles en los que se crean discontinuidades no deseadas en aislamiento térmico.

Sin embargo, al aislar una edificación mediante inyección de poliuretano en la cámara de aire, conseguimos que exista una uniformidad y continuidad, garantizando un óptimo aislamiento. Este material se adapta en toda su forma a la cámara de aire existente y, además, gracias a su forma expansiva inicial anula las infiltraciones que producen pérdida de confort interior.

 

La continuidad de los sistemas de poliuretano

Como hemos mencionado anteriormente, los sistemas de poliuretano se presentan como una solución muy eficiente para aislar la envolvente de los edificios de manera continua, impidiendo las infiltraciones de aire no deseadas.

Concretamente, con el poliuretano proyectado conseguimos una continuidad en dicho aislamiento que nos permite alcanzar un óptimo comportamiento frente a las inclemencias metereológicas.

Es muy importante aplicar el poliuretano de manera correcta para que no se produzcan discontinuidades, pues estas pueden afectar seriamente a las pérdidas de energía de calefacción y refrigeración. Es por ello que, durante los procesos de aplicación de este material aislante, hay que respetar el orden de ejecución, ya que si no podríamos generar diversos inconvenientes que podrían tener nefastos resultados en la capacidad aislante e impermeable de este material.

Como norma general, no se deberá romper la continuidad de la proyección de espuma de poliuretano una vez proyectado ya que, además de perder aislamiento, se puede romper la impermeabilidad del sistema con posibilidad de futuras filtraciones, por lo que todas las operaciones que necesiten acceder a la hoja principal deberán estar ejecutadas con anterioridad.

Puedes leer más información sobre el tema en nuestro artículo Inconvenientes de la discontinuidad de aplicación del poliuretano

 

¿Quieres saber cuáles son los aspectos que debes tener en cuenta a la hora de elegir aislamiento para una edificación? Descarga ahora la checklist:

DESCARGA. Los puntos más importantes a la hora de elegir aislamiento para un edificio

Post Relacionados

Haz un comentario

ARTÍCULO DESTACADO


Sistema de poliuretano para impermeabilización de cubiertas con ETE

El Urespray P-500 es un elastómero de poliuretano utilizado para impermeabilizar y proteger todo tipo de superficies. Este sistema dispone de Evaluación Técnica Europea (ETE nº 16/0153).

Seguir leyendo

ARTÍCULOS MÁS VISTOS