Sistemas de poliuretano para la construcción y la industria

Control de humedad del poliuretano: cómo evitar condensaciones

El control de la humedad del aire interior es clave para la salubridad de los edificios. Aunque a simple vista no podamos percibir la cantidad de vapor de agua que está presente en el ambiente, de media una persona transpira entre 3 y 5 litros de vapor de agua al día. A esto habría que sumar el desprendido de la actividad propia de la casa: duchas, baños, lavadoras, cocinado de alimentos, plantas, mascotas, filtraciones no controladas, etc.

Según la normativa vigente, la humedad relativa recomendada para un espacio interior debe situarse entre 40-60%, no obstante, si ésta es inferior o superior comienza la aparición de problemas tanto para usuarios como para el edificio. Por ejemplo, si la humedad relativa de la vivienda supera el 60% se puede formar moho, proliferan bacterias y virus con mayor facilidad, se condensa el agua en las superficies frías como ventanas y paredes, y se deteriora el estado general de la casa (pinturas, muebles, aislamientos…).

control de humedad del poliuretano 2.jpg

 

Tipos de humedades por condensación

La condensación se produce cuando el vapor de agua pasa a forma líquida, generalmente en el contacto con una superficie a diferente temperatura. Según este lugar de condensación se pueden distinguir los siguientes tipos de humedades:

  • Condensación superficial interior, que se produce cuando la temperatura superficial interior es inferior a la del ambiente. Este tipo de condensación es el que se produce generalmente en baños y cocinas, cuando se empañan los vidrios de la ventana o de objetos cercanos al fuego. Aunque también puede darse en dormitorios o salones por un mal aislamiento de los cerramientos o la existencia de puentes térmicos.
  • Condensación intersticial, es la que se produce en el interior del cerramiento, en la que intervienen el flujo de vapor de agua que atraviesa el muro, la temperatura y la composición de las capas de dicho muro (grado de permeabilidad, capacidad de transmitancia higrotérmica y materiales).

control de humedad del poliuretano 1.jpg

 

El control de la humedad interior con aislamientos de poliuretano

Ambos tipos de condensaciones, tanto la condensación intersticial como la interior, pueden darse al mismo tiempo debido a que el vapor de agua presente en el ambiente sigue desplazándose por la estancia interior.

Una solución para controlar dicha humedad interior de los edificios son los aislamientos de poliuretano. El poliuretano actúa como una membrana reguladora de humedad gracias a sus propiedades, ya que, además de ser impermeable, los sistemas de poliuretano son permeables al vapor de agua. Dicho grado de permeabilidad al vapor de agua se puede reducir aumentando la densidad de la espuma de poliuretano y el contenido en celda cerrada.

 

DESCARGA. Aplicaciones en edificación del poliuretano

Post Relacionados

Haz un comentario

Artículo destacado

Inyección de poliuretano en cámaras de aire

Mejorar el aislamiento con inyección de poliuretano en cámaras de aire

Cuando nos enfrentamos al reto de rehabilitar una vivienda o un edificio, a los propietarios les supone un gasto de dinero con difícil retorno y a los profesionales un reto debido a, entre otros aspectos, la gran diversidad de materiales aislantes que existen en el mercado.

Seguir leyendo

ARTÍCULOS MÁS VISTOS

SUSCRÍBETE A NUESTRO BLOG

Saber más sobre el gas radón
Guía Synthesia de soluciones constructivas con poliuretano
Soluciones termoacústicas